Un modelo de gusano permite estudiar los efectos adversos de la quimioterapia más común contra los tumores sólidos y mejorar su efectividad

  • La quimioterapia con cisplatino es la más eficaz para tratar tumores sólidos, sin embargo, en muchas ocasiones, su alta toxicidad obliga a parar su administración.
  • Usando como modelo el gusano de tierra C. elegans, un grupo de investigadores del IDIBELL y del ICO, han demostrado que la dieta rica en glucosa acentúa el efecto del cisplatino y que la dopamina protege ante los efectos neurotóxicos de la droga.
NO07 - J Cerón_DMM - Imatge

La quimioterapia con cisplatino es la más común para abordar los tumores sólidos. Sin embargo, a pesar de su eficacia, los efectos adversos asociados, en especial su potencial neurotóxico, y las resistencias al tratamiento que pueden desarrollar las células tumorales hacen aumentar el fracaso de la terapia y, en consecuencia, la mortalidad.

Ahora un grupo de investigadores del IDIBELL y del ICO han usado un modelo de gusano para estudiar los mecanismos de adquisición de resistencia al tratamiento y buscar nuevas vías para evitarlo.

El trabajo, publicado en la revista Disease Models & Mechanisms, ha sido liderado por el Dr. Julián Cerón, del IDIBELL, y el Dr. Ernest Nadal, del IDIBELL y del ICO, con la colaboración del Dr. Alberto Villanueva, de la misma institución. En él se describe que una dieta rica en glucosa hace a los gusanos más sensibles al cisplatino. Además, muestran que el tratamiento con dopamina protege del efecto neurotóxico de la quimioterapia en el modelo animal.

En muchas ocasiones los oncólogos se ven obligados a reducir la dosis o incluso parar el tratamiento con cisplatino debido a su toxicidad. “Nuestros resultados sugieren explorar el uso de dopamina o derivados para mitigar los efectos neurotóxicos de esta quimioterapia. Esto permitiría mantener las dosis deseadas de cisplatino y aumentar la eficacia del tratamiento contra los tumores sólidos”, afirma la Dr. Carmen Martínez-Fernández, primera autora del trabajo.

 

El gusano para estudiar una enfermedad humana

El gusano de tierra C. elegans es ampliamente utilizado en la investigación biomédica porque, a pesar de ser muy simple y pequeño, tiene la mayoría de las estructuras de los animales más complejos y comparte muchas de las vías metabólicas. Además, un 40% de su genoma comprende genes homólogos a los humanos.

La manipulación del genoma por la tecnología CRISPR en este organismo permite crear modelos para estudiar enfermedades de una manera más rápida que otros modelos animales. Todo ello, unido a otros rasgos como la transparencia de su cuerpo, un corto ciclo de vida, y un bajo coste de mantenimiento, lo convierte en una herramienta ideal para la investigación biomédica.

Las características del modelo C. elegans nos han permitido investigar en un organismo pluricelular la respuesta al tratamiento con cisplatino, lo que nos aporta una visión más global y sistémica de sus efectos”, afirma el Dr. Cerón.

 

 

El Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) es un centro de investigación en biomedicina creado en 2004. Está participado por el Hospital Universitario de Bellvitge y el Hospital de Viladecans del Instituto Catalán de la Salud, el Instituto Catalán de Oncología, la Universidad de Barcelona y el Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat.

El IDIBELL es miembro del Campus de Excelencia Internacional de la Universidad de Barcelona HUBc y forma parte de la institución CERCA de la Generalitat de Catalunya. En 2009 se convirtió en uno de los cinco primeros centros de investigación españoles acreditados como instituto de investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III. Además, forma parte del programa «HR Excellence in Research» de la Unión Europea y es miembro de EATRIS y REGIC. Desde el año 2018, IDIBELL es un Centro Acreditado de la Fundación Científica AECC (FCAECC).

Ir arriba