Las dietas proinflamatorias pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de páncreas

  • Ésta es una de las principales conclusiones del estudio de Investigación Prospectiva Europea sobre el Cáncer y la Nutrición (EPIC) que examina la asociación entre el potencial inflamatorio de la dieta y el riesgo de padecer cáncer de páncreas en una población global de 450.112 participantes.
  • Durante 14 años se han identificado un total de 1.239 casos de cáncer de páncreas de los que se ha analizado el potencial inflamatorio de su dieta. A mayor índice inflamatorio de la dieta, mayor es el riesgo de padecer un cáncer de páncreas.
  • El estudio, publicado en la revista ‘European Journal of Nutrition’, ha estado liderado por un equipo de investigadores del grupo de Nutrición y Cáncer el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y del Instituto Catalán de Oncología (ICO).
NO024 - Jaszyn_DietaPancrees - Imatge1

Existen evidencias sobre los efectos de la dieta en relación con el riesgo de poder padecer cáncer de páncreas. De hecho, podría existir una relación entre las dietas proinflamatorias y la posibilidad de desarrollar cáncer de páncreas. Aunque esta evidencia no es todavía concluyente, sí es una de las principales conclusiones del estudio de Investigación Prospectiva Europea sobre el Cáncer y la Nutrición (EPIC) que aporta evidencias en relación con el potencial inflamatorio de la dieta y el riesgo que sufrir cáncer de páncreas.

El estudio, publicado en la revista European Journal of Nutrition, ha estado liderado por un equipo de investigadores del grupo de Nutrición y Cáncer del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y del Instituto Catalán de Oncología (ICO). Además, este estudio ha contado con la financiación del Instituto de Salud Carlos III.

¿Qué es una dieta proinflamatoria?

La dieta proinflamatoria es un tipo de dieta en la que se consumen cantidades elevadas de alimentos que están asociados a mayor riesgo de inflamación. De hecho, la inflamación es una respuesta del sistema inmunológico al daño celular. Esto puede predisponer al cuerpo a sufrir algunas enfermedades como pueden ser la diabetes, las afectaciones cardíacas o incluso algunos trastornos intestinales. Así pues, el abuso de grasas, azúcares, carbohidratos, carnes procesadas, aceites y alcohol, pueden producir este efecto proinfamatorio ya que, en ocasiones, la ingesta de este tipo de alimentos va acompañada de dietas bajas en consumo de frutas y verduras.

¿Cómo se ha realizado el estudio?

El estudio ha contado con la participación de 450.112 participantes a los que se les ha realizado un seguimiento durante 14 años. Durante este período de tiempo se han identificado 1.239 casos que desarrollaron un cáncer de páncreas. Analizado el potencial inflamatorio de la dieta de todos los participantes del estudio, se comparó con el tipo de dieta que realizaron los participantes que acabaron desarrollando el cáncer de páncreas. El estudio del potencial inflamatorio de su dieta se realizó a través de unas puntuaciones inflamatorias que tienen algunos alimentos, nutrientes y/o condimentos y que tienen unos valores positivos o negativos según sus efectos en el cuerpo humano. Así, aquellas personas que tenían mayor índice de puntuación inflamatoria de su dieta también tenían mayor riesgo de desarrollar un cáncer de páncreas.

Tal y como indica la investigadora principal del estudio y del grupo de Nutrición y Cáncer del IDIBELL y el ICO, Paula Jakszyn, “éste es el primer estudio prospectivo que explica la relación entre el potencial inflamatorio de la dieta y el riesgo de desarrollar un cáncer de páncreas. Como, a día de hoy, todavía es muy difícil poder tener un diagnóstico y un tratamiento efectivo para combatir este tipo de cáncer, la prevención sigue siendo la principal arma para combatir esta enfermedad” y añade, “como se ha reconocido que hay varios factores importantes que pueden incrementar el riesgo de padecer un cáncer de páncreas, es necesario fomentar los hábitos y estilo de vida saludables para poder prevenir este tipo de cáncer”.

 

El Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) es un centro de investigación en biomedicina creado en 2004. Está participado por el Hospital Universitario de Bellvitge y el Hospital de Viladecans del Instituto Catalán de la Salud, el Instituto Catalán de Oncología, la Universidad de Barcelona y el Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat.

El IDIBELL es miembro del Campus de Excelencia Internacional de la Universidad de Barcelona HUBc y forma parte de la institución CERCA de la Generalitat de Catalunya. En 2009 se convirtió en uno de los cinco primeros centros de investigación españoles acreditados como instituto de investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III. Además, forma parte del programa «HR Excellence in Research» de la Unión Europea y es miembro de EATRIS y REGIC. Desde el año 2018, IDIBELL es un Centro Acreditado de la Fundación Científica AECC (FCAECC).

Ir arriba