Dos de cada tres mujeres de entre 30 y 49 años no han sido testadas nunca para el cáncer cervical

  • Un nuevo estudio produce estimaciones comparables de la cobertura de cribado en 202 países y territorios
NdP cervical cancer screening Imatge Laia

De los mil millones de mujeres de entre 30 y 49 años que viven en el mundo, 662 millones (el 64%) no se han sometido nunca a un cribado de cáncer cervical, según las estimaciones proporcionadas por un nuevo estudio liderado por el Instituto Catalán de Oncología (ICO), el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro apoyado por la Fundación ”la Caixa”. El estudio, publicado en Lancet Global Health, subraya las importantes desigualdades en la cobertura de cribado entre los países de renta alta y baja, y la necesidad de aumentar la cantidad y la calidad del cribado si se quieren alcanzar los objetivos globales de la OMS.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido un plan para eliminar el cáncer cervical como problema de salud pública antes de que finalice este siglo. Para monitorear los avances del plan, un indicador crucial es saber, en primer lugar, cuántas mujeres acceden a pruebas de detección de este tipo de cáncer. Aunque la mayoría de los países han puesto en marcha programas de cribado de cáncer cervical, no es fácil comparar los datos de cobertura entre países, debido a las diferentes estrategias, edades e intervalos de cribado.

En este estudio, un equipo internacional, dirigido por las investigadoras del IDIBELL y del ICO Laia Bruni y Beatriz Serrano y la investigadora de ISGlobal Silvia de Sanjosé, proporciona estimaciones globales que la OMS puede utilizar como referencia. En breve, revisaron y analizaron diferentes fuentes de datos para identificar las recomendaciones nacionales oficiales de cribado cervical para 194 estados miembros de la OMS y ocho países y territorios asociados, y desarrollaron una metodología para estimar la cobertura mundial de cribado para 2019 (antes de la pandemia de COVID-19).  Para una mayor precisión, los datos de los distintos países se verificaron mediante una consulta a los países a través de los canales oficiales de la OMS.

El equipo investigador encontró que el 69% de los 202 países y territorios tenían recomendaciones para el cribado del cáncer cervical, y que la técnica más utilizada era la citología, aunque muchos países de ingresos altos y medios-altos habían empezado a utilizar técnicas avanzadas basadas en la detección del VPH (el virus que causa el cáncer de cuello uterino).

A nivel mundial, sólo el 15% de las mujeres de entre 30 y 49 años se habían sometido a una prueba de detección en el año anterior, el 28% en los tres años anteriores, y el 36% se había sometido a al menos una prueba de detección en su vida. El 64% restante -unos 662 millones de 1.000 millones de mujeres de entre 30 y 49 años- no se había sometido nunca a un cribado de cáncer cervical. Como era de esperar, la cobertura varía mucho entre países, ya que el 84% de las mujeres en países de renta alta habían hecho una prueba de detección al menos una vez en su vida, frente a sólo el 11% en países de renta baja.

«Vemos coberturas siete veces mayores en los países de renta alta que en los de renta baja, lo que da lugar a enormes desigualdades en la carga y la prevención del cáncer», señala Silvia de Sanjosé.

«Todavía estamos lejos de alcanzar el objetivo de la OMS de cribar al 70% de las mujeres de 30 a 49 años con técnicas avanzadas, especialmente en las regiones del mundo con mayor carga de la enfermedad», afirma Laia Bruni, primera autora del estudio. Las y los autores subrayan la necesidad de aumentar la cobertura en términos de cantidad y calidad, si se quiere alcanzar el objetivo de la OMS para 2030. Mientras tanto, el cáncer de cuello uterino sigue siendo la principal causa de muerte por cáncer en 36 países de ingresos bajos y medios.

 

 

El Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) es un centro de investigación en biomedicina creado en 2004. Está participado por el Hospital Universitario de Bellvitge y el Hospital de Viladecans del Instituto Catalán de la Salud, el Instituto Catalán de Oncología, la Universidad de Barcelona y el Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat.

El IDIBELL es miembro del Campus de Excelencia Internacional de la Universidad de Barcelona HUBc y forma parte de la institución CERCA de la Generalitat de Catalunya. En 2009 se convirtió en uno de los cinco primeros centros de investigación españoles acreditados como instituto de investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III. Además, forma parte del programa «HR Excellence in Research» de la Unión Europea y es miembro de EATRIS y REGIC. Desde el año 2018, IDIBELL es un Centro Acreditado de la Fundación Científica AECC (FCAECC).

Ir arriba