Se abren nuevas vías en el tratamiento de la fibrosis quística

  • La fibrosis quística tiene efectos sobre los pulmones que se ven agravados por el estrés oxidativo, el cual degrada células y tejidos.
  • Un grupo de investigación del IDIBELL ha identificado genes relacionados con la respuesta al estrés oxidativo que podrían ayudar a diseñar nuevos tratamientos para la fibrosis quística.
  • En la misma investigación, también han identificado algunos fármacos ya comercializados que podrían ser beneficiosos para ésta y otras enfermedades respiratorias crónicas.
NO119 - JM Aran_Antioxidants - Imatge

La fibrosis quística es la enfermedad hereditaria más frecuente en la población caucásica. Esta enfermedad está causada por una mutación genética que provoca, entre otras, afectaciones en vías aéreas. Éstas se deshidratan y producen una mucosidad mucho más pegajosa que atrapa a los patógenos con mayor facilidad, dando lugar a infecciones e inflamaciones recurrentes, lo que acaba siendo un problema crónico en las personas con fibrosis quística.

Los efectos sobre las vías respiratorias inducen un incremento de las especies reactivas de oxígeno, moléculas inestables que atacan a lo que tienen alrededor y provocan estrés oxidativo. El estrés oxidativo degrada las células y los tejidos y merma la eficacia de las defensas contra agresiones externas, favoreciendo las infecciones y la inflamación mencionadas. Ante esto, las células activan una respuesta de protección muy compleja regulada a nivel genético.

Un estudio del grupo de investigación en Procesos Inmunoinflamatorios y Terapia Génica del IDIBELL con el apoyo de la Unidad de Bioinformática ha realizado un análisis con el objetivo de encontrar nuevos genes y reguladores relacionados con la respuesta al estrés oxidativo. Se han identificado varios genes y reguladores que tienen un papel importante y, por tanto, serían posibles candidatos a la hora de diseñar terapias. Además, en la  misma investigación también buscaron fármacos ya comercializados que puedan ayudar a combatir el estrés oxidativo mediante los genes identificados anteriormente. Este trabajo ha recibido financiación de la Asociación Catalana de Fibrosis Quística (ACFQ).

“Estos fármacos, solos o combinados con los tratamientos actuales, podrían beneficiar a los pacientes con fibrosis quística previniendo la degradación acelerada de los pulmones, que es uno de los peores efectos de la enfermedad” explica el Dr. Josep Maria Aran, quien ha liderado este trabajo, «pero esto son resultados preliminares y para llevarlos a la práctica es necesario realizar más experimentos controlados y ensayos clínicos».

 

 

El Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) es un centro de investigación en biomedicina creado en 2004. Está participado por el Hospital Universitario de Bellvitge y el Hospital de Viladecans del Instituto Catalán de la Salud, el Instituto Catalán de Oncología, la Universidad de Barcelona y el Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat.

El IDIBELL es miembro del Campus de Excelencia Internacional de la Universidad de Barcelona HUBc y forma parte de la institución CERCA de la Generalitat de Catalunya. En 2009 se convirtió en uno de los cinco primeros centros de investigación españoles acreditados como instituto de investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III. Además, forma parte del programa «HR Excellence in Research» de la Unión Europea y es miembro de EATRIS y REGIC. Desde el año 2018, IDIBELL es un Centro Acreditado de la Fundación Científica AECC (FCAECC).

Ir arriba