Control del tabaquismo en el siglo XXI: una perspectiva global y local

Una editorial de Esteve Fernández y Armando Peruga en la revista Medicina Clínica repasa los logros recientes en el control del tabaco y analiza los desafíos pendientes en el siglo XXI para la comunidad internacional y en España.

tree-water-nature-wood-sunlight-morning-495426-pxhere.com

Numerosos informes, desde el emblemático Surgeon General Report de 1964, han sistematizado las terribles consecuencias del tabaquismo en la salud tanto de las personas fumadoras como no fumadoras. A finales del siglo XX, el tabaco ya había causado 100 millones de muertes en todo el mundo; es, por tanto, una de las principales causas de muertes prematuras totalmente prevenibles. Se ha estimado que, de no cambiar las actuales tendencias, mil millones de personas podrían morir por causas relacionadas con el tabaco (cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y otras respiratorias) durante el siglo XXI.

 

La globalización de la segunda mitad del siglo XX permitió que una industria sin escrúpulos alimentara la epidemia del tabaquismo, promocionando y vendiendo un producto altamente adictivo. La epidemia de tabaquismo se convirtió en una de las primeras pandemias a gran escala. En 1999, se iniciaron los trámites para crear el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT), el primer tratado internacional de salud bajo los auspicios de las Naciones Unidas a través de su agencia para la salud pública mundial. En este editorial Esteve Fernández y Armando Peruga repasan los logros recientes en el control del tabaco y analizan los desafíos pendientes en el siglo XXI para la comunidad internacional y en España.

 

Entre los logros recientes destaca, en primer lugar, la entrada en vigor del CMCT en 2005, que ha sido seguramente el hito más importante, no solo para el control del tabaquismo, sino como paradigma de medida de salud pública a escala global. El CMCT ha facilitado una caída tanto en la prevalencia del tabaquismo como en la exposición al humo ambiental del tabaco. Este tratado internacional ya ha sido adoptado por 181 países y la Unión Europea, que dan cuenta del 90% de la población del planeta. Además, amparado en el CMCT, se ha promulgado (2018) el Tratado para Eliminar el Comercio Ilícito de Tabaco, que ya cuenta con 63 países firmantes y la Unión Europea. Estos tratados redefinen el papel del derecho internacional en la prevención de enfermedades y la promoción de la salud. Ambos tratados buscan establecer la cooperación entre países para abordar, por ejemplo, la publicidad transfronteriza y el comercio ilícito.

Lee la editorial completa de Esteve Fernández y Armando Peruga en Medicina Clínica

Ir arriba