Descubren el potencial antiinflamatorio e inmunoregulador de una proteína implicada en el sistema de combate contra patógenos

1920x1080-light-steel-blue-solid-color-background_1

Investigadores del grupo de investigación
en genética molecular humana del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) han descubierto que una isoforma (una variante) de la proteína C4BP otorga poder antiinflamatorio e inmunoregulador a las células dendríticas, que son esenciales en nuestro sistema inmunitario.
Esta molécula podría ser útil en tratamientos para luchar contra el rechazo en trasplantes y en nuevas terapias en enfermedades autoinmunitarias como el lupus o la artritis reumatoide.
Los resultados del estudio se han publicado en la revista The Journal of Immunology.
Control de la respuesta inmunitaria innata
El sistema del complemento es un componente clave en la respuesta inmunitaria. “Es la primera línea de combate contra patógenos externos: virus, bacterias…”, ha explicado el investigador Josep Maria Aran, que destaca que “debe estar muy bien regulado para evitar que se descontrole y ataque a nuestras propias células”.
Una de las proteínas del sistema del complemento es la C4BP, que se sintetiza en el hígado y se encuentra en la sangre. Esta proteína presenta varias isoformas, es decir, pequeños cambios en la estructura que modifican la funcionalidad de la molécula. “Hemos visto que la isoforma minoritaria es la que presenta actividad: además de inhibir el sistema del complemento (la respuesta inmunitaria innata) actúa directamente sobre las células
dendríticas”.
Las células dendríticas son un puente entre la respuesta inmunitaria innata y la adquirida, ya qué son las encargadas de presentar los patógenos a los linfocitos T para ampliar la respuesta inmunitaria. “En contacto con esta isoforma, las células
dendríticas se convierten en tolerogénicas, es decir, que generan tolerancia: adquieren poder antiinflamatorio e inmunoregulador”. Los investigadores también han observado que cuando las células dendríticas están en contacto con esta isoforma de C4BP son capaces de generar células T reguladoras, muy importantes en la regulación de la respuesta inmunitaria adquirida.
Aplicación clínica

“Esta isoforma es importante en el control del proceso inflamatorio y, además, en el control del desarrollo de la inmunidad adquirida. Esto nos hace pensar que podría tener una aplicación clínica para prevenir respuestas inmunitarias inadecuadas como el rechazo en trasplantes o la que se produce en las enfermedades autoinmunitarias” ha explicado Aran.
A finales del año pasado, el IDIBELL firmó un acuerdo de licencia con’ la empresa Janus Developments sobre la patente del uso de esta isoforma en este tipo de terapias. El siguiente paso del equipo liderado por Josep Maria Aran será probar esta molécula
en modelos animales.
Referencia del artículo

Olivar R*. , Luque A .*, Naranjo-Gómez M., Quer J., García de Frutos P., Borràs F.E., Rodríguez de Córdoba S., Blom A.M. and Aran J.M.*. The α7β0 Isoform ofoff the Complemento Regulator C4b-Binding Protein Induces a Semimature, Anti-Inflammatory State in Dendritic Cells. The Journal ofoff Immunology. 2013 Mar 15;190(6):2857-72. doi: 10.4049/jimmunol.1200503. Epub 2013 Feb 6.

Ir arriba