La música vocal aumenta la recuperación de las funciones del lenguaje tras un ictus

  • Escuchar música vocal es una forma sencilla y rentable de promover la recuperación y la salud cerebral tras un ictus.
NO66 - Rdz-Fornells_J Neurosci - Imatge

Diferentes estudios han demostrado que escuchar música a diario mejora la recuperación del lenguaje en pacientes que han sufrido un ictus. Sin embargo, los mecanismos neuronales subyacentes al fenómeno han sido hasta ahora desconocidos.

Un estudio realizado en la Universidad de Helsinki y en el Neurocentro del Hospital Universitario Turku ha comparado el efecto de escuchar música vocal, música instrumental y audiolibros sobre la recuperación estructural y funcional de la red neuronal responsable del lenguaje en pacientes que habían sufrido un ictus agudo. Además, el estudio ha investigado los vínculos entre estos cambios y la recuperación del idioma a los tres meses posteriores al ictus. El estudio se ha publicado en la revista eNeuro y ha contado con la participación del Dr. Antoni Rodríguez-Fornells, jefe de grupo del IDIBELL y miembro de la Facultad de Psicología y del Instituto de Neurociencias (UBNeuro) de la Universidad de Barcelona.

Basándose en las conclusiones, escuchar música vocal mejora la recuperación de la conectividad estructural de la red de lenguaje en el lóbulo frontal izquierdo en comparación con escuchar audiolibros. Estos cambios estructurales se correlacionan con la recuperación de las habilidades lingüísticas.

«Por primera vez, hemos podido demostrar que los efectos positivos de la música vocal están relacionados con la plasticidad estructural y funcional de la red neuronal del lenguaje. Esto amplía nuestra comprensión de los mecanismos de acción de los métodos de rehabilitación neurológicos basados ​​en la música«, afirma el Dr. Aleksi Sihvonen, primer autor del estudio.

 

Escuchar música apoya otras estrategias de rehabilitación

La afasia, un deterioro del lenguaje resultante del ictus, provoca sufrimientos considerables a los pacientes y sus familias. Las terapias actuales ayudan a la rehabilitación de las deficiencias del lenguaje, pero los resultados varían y la rehabilitación necesaria a menudo no está disponible lo suficientemente pronto.

«Escuchar música vocal se puede considerar una medida de mejora de las formas convencionales de rehabilitación en la atención sanitaria. Esta actividad se puede organizar de manera fácil, segura y eficiente incluso en las primeras etapas de la rehabilitación«, apuntan los investigadores.

Después de una perturbación de la circulación cerebral, el cerebro necesita estimulación para recuperarse lo mejor posible. Este es el objetivo de los métodos de rehabilitación convencionales.

«Desgraciadamente, gran parte del tiempo pasado en el hospital no es estimulante. En estos momentos, escuchar música podría servir como una medida de rehabilitación adicional que puede tener un efecto positivo sobre la recuperación, mejorando el pronóstico«, añade Sihvonen.

Texto adaptado de la Universidad de Helsinki

 

El Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) es un centro de investigación en biomedicina creado en 2004. Está participado por el Hospital Universitario de Bellvitge y el Hospital de Viladecans del Instituto Catalán de la Salud, el Instituto Catalán de Oncología, la Universidad de Barcelona y el Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat.

El IDIBELL es miembro del Campus de Excelencia Internacional de la Universidad de Barcelona HUBc y forma parte de la institución CERCA de la Generalitat de Catalunya. En 2009 se convirtió en uno de los cinco primeros centros de investigación españoles acreditados como instituto de investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III. Además, forma parte del programa «HR Excellence in Research» de la Unión Europea y es miembro de EATRIS y REGIC. Desde el año 2018, IDIBELL es un Centro Acreditado de la Fundación Científica AECC (FCAECC).

Ir arriba