Mantener el crecimiento en jaque

thomas-teng

Investigadores del Laboratorio de Cáncer Metabolismo (LCM ) dirigidos por George Thomas en el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), el Instituto Catalán de Oncología (ICO) y la División de Hematología / Oncología de la Universidad de Cincinnati, han demostrado que la pérdida de cualquiera de los dos supresores tumorales, las proteínas ribosomales RPL5 o RPL11, no logra inducir la detención del ciclo celular, pero evitan la proliferación de las células, ya que se reduce la capacidad para sintetizar proteínas.
Los resultados se publican destacados en la edición de diciembre de la revista de Biología Molecular Celular.
Los ribosomas son «máquinas» macromoleculares de proteínas y ácido ribonucleico compuestas de aproximadamente ochenta RPs distintos y cuatro ARNs ribosomales no codificantes (rARN) que traducen el código genético contenido en ARN mensajeros (mARN) en las proteínas funcionales. El aumento de la síntesis de proteínas es un requisito esencial para el crecimiento celular y la posterior división de una célula parental en dos células hijas. La integridad de ambos eventos se controla estrechamente para evitar el crecimiento y la proliferación desregulada asociados a un elevado número de patologías humanas, incluyendo el cáncer.
El equipo de Thomas había demostrado previamente que RPL5 y RPL11 junto con el rARN no codificante 5S tienen un papel mutuamente dependientes como supresor de tumores, a través de su capacidad para unirse a Hdm2. Esto conduce a la estabilización de p53, a la detención del ciclo celular y a la apoptosis. Las células normales se basan en la función supresora de tumores de RPL5 y RPL11 para activar puesto de control de p53 cuando hay un desequilibrio entre la disponibilidad de componentes ribosomales y la demanda de la síntesis de proteínas. Así las RPs no sólo apoyan el crecimiento y la proliferación, sino que tienen un mecanismo incorporado a través del puesto de control RPL5/RPL11/5S rRNA – Hdm2 para prevenir el crecimiento injustificado.
Dada la importancia de RPL5 y RPL11 en la supresión de tumores, el Laboratorio de Thomas investiga el efecto de su agotamiento en la traducción global, la inducción de p53 y la progresión del ciclo celular en células humanas primarias. Observaron el agotamiento tanto de RPL5 como RPL11, a diferencia de agotamiento de otros RPs esenciales de la unidad ribosómico 60S, no indujo expresión de p53 pero sí reprime la proliferación celular, lo que sugiere que un punto de control alternativo del ciclo celular puede regular la progresión del ciclo celular.
Los hallazgos de laboratorio de Thomas son consistentes con un informe reciente que destaca la disponibilidad de los ribosomas como el paso limitante de la velocidad en el inicio de la traducción. Así, las células de mamíferos parecen haber evolucionado un punto de control del ciclo celular RPL5/RPL11/5SsRNA-dependiente en respuesta a lasalteraciones en la génesis de ribosomas, mientras que en el caso de las lesiones en RPL5 o RPL11, las células confían en su papel esencial en la biogénesis de los ribosomas, para limitar la proliferación.
Teng T., Mercer CA, Hexley P., Thomas G. Y Fumagalli S. La pérdida de tumor supresor RPL5/RPL11 no induce la detención del ciclo celular, pero la proliferación impedido debido a la reducción del contenido de ribosomas y la capacidad de traducción . Mol Cell Biol 2013 Dic ; 33 ( 23 ) : 4660-71 )

Ir arriba