Un sencillo test puede prevenir el cáncer de colon hereditario

fotonoticia_20201015082950_1200-e1643987081888-1024x632 (1)

El cáncer de colon hereditario es una enfermedad que, con el seguimiento adecuado, se puede prevenir con éxito. El Síndrome de Lynch, o cáncer de colon hereditario no polipósico, es su forma hereditaria más frecuente (entre el 1% y el 3% del total de casos). Una simple prueba en el seno del tumor en todos los pacientes con cáncer de colon y recto resulta mejor que cualquier recomendación clínica para identificar los casos de síndrome de Lynch, la forma hereditaria más frecuente de este tipo de cáncer. Entre dos y tres parientes de cada paciente diagnosticado se podrían beneficiar de programas preventivos que evitan hasta el 80% de los tumores de colon.

El investigador del IDIBELL y el ICO Víctor Moreno ha participado en un trabajo internacional, dirigido por investigadores del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS), el Hospital Clínic y la Universidad de Barcelona, que propone realizar un test específico en el seno del tumor a todos los pacientes de cáncer de colon y recto para identificar el síndrome de Lynch, que actualmente no está contemplado en las recomendaciones clínicas aplicadas.

El estudio, publicado en el último número del Journal of the American Medical Association (JAMA), compara la efectividad de las dos estrategias de referencia para el manejo del cáncer de colon – conocidas como guías clínicas de Bethesda y recomendaciones de Jerusalén – con la aplicación de un test (inmunohistoquímica y/o inestabilidad de microsatélites) que identifique a los pacientes portadores de las mutaciones relacionadas con el síndrome de Lynch.
Según los autores, se trata de la mayor muestra utilizada nunca para el estudio de este síndrome, ya que ha juntado más de 10.000 casos, con muestras proceden de EPICOLON (España), Colon Cancer Family Registry (EEUU, Canadá y Australia), Ohio State University (EEUU) y University of Helsinki (Finlandia).

La investigación, dirigida por el Dr. Antoni Castells, del IDIBAPS-Hospital Clínic, ha demostrado que una parte importante de los portadores del síndrome seguirán sin identificar hasta que se realice de forma universal un test específico en el tumor en todos los pacientes diagnosticados de cáncer de colon y recto.

 

Mejora del diagnóstico

Los resultados revelaron que la versión revisada de las guías clínicas de Bethesda, que data de 2004, no sirvió para detectar el 12% de los casos de síndrome de Lynch. Asimismo, las recomendaciones de Jerusalén, que recomiendan hacer los tests en todos los pacientes menores de 70 años, fueron insuficientes en el 15% de los casos.

 

Treinta mil nuevos casos al año

En España se detectan unos 30.000 nuevos casos de cáncer de colon y recto al año. Hasta 900 podrían ser debidos al síndrome de Lynch, la mayor parte de los cuales no han sido identificados correctamente. Además, por cada caso de síndrome de Lynch detectado se pueden identificar dos o tres casos asintomáticos en la familia, que entrarían en un programa de seguimiento más exhaustivo que el que se utiliza en la población general.

Alrededor del 80% de los portadores de las mutaciones desarrollarán un cáncer de colon o recto, y la gran mayoría lo harán antes de los 70 años. En estos casos el programa de prevención incluye una colonoscopia cada año, una inversión que evita hasta el 80% de los casos de cáncer de colon debido a dicho síndrome.

 

Fuente: IDIBAPS / Agencia SINC

Ir arriba