Un paso adelante en la medicina personalizada contra el cáncer de pleura maligno

  • Investigadores del IDIBELL y del ICO establecen una nueva clasificación del mesotelioma maligno que permite establecer el pronóstico del paciente y determinar aquellos que se podrían beneficiar de la inmunoterapia.
  • La nueva clasificación se basa en el tipo de células inmunitarias que se infiltran en los tumores.
  • En paralelo se ha determinado la firma molecular de cada grupo, lo que abre las puertas al diseño de nuevas terapias específicas.
NP08 - Nadal i Solé - Imatge

El mesotelioma pleural maligno es una enfermedad en la que se desarrollan células cancerosas en el revestimiento interno del tórax (la pleura). La causa principal de esta enfermedad es la exposición al amianto y se trata de un tipo de cáncer muy agresivo que difícilmente se puede solucionar con cirugía. El tratamiento habitual suele basarse en la quimioterapia que, a pesar de mejorar la calidad de vida, tiene un efecto modesto sobre la supervivencia de los pacientes. Los nuevos tratamientos basados ​​en la inmunoterapia benefician sólo algunos enfermos y se necesitan nuevas herramientas para identificar qué pacientes responden mejor al tratamiento y cuáles son completamente refractarios.

Un equipo de investigadores del Programa Oncobell del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y el Instituto Catalán de Oncología (ICO), encabezado por la doctoranda Ania Alay, y coliderado por los doctores Ernest Nadal y Xavier Solé, ha publicado un estudio que presenta una nueva clasificación del mesotelioma maligno que ayuda a predecir el pronóstico y la respuesta a la inmunoterapia de los pacientes. Este nuevo método de clasificación se basa en la cuantificación de diferentes tipos de células inmunitarias en los tumores utilizando datos de expresión génica de más de 500 muestras tumorales.

Según estos análisis, los investigadores han definido tres grupos de tumores en función del contexto inmunitario que presentaban, grupos que adicionalmente se asocian a un desenlace clínico concreto. Además, han analizado las características moleculares de cada uno de los grupos mediante el análisis de las alteraciones genómicas y del perfil de expresión de diferentes vías de señalización.

Los resultados, presentados en la revista Journal for ImmunoTherapy of Cancer, muestran que el grupo con una esperanza de vida más reducida representa un 50% de los casos de mesotelioma maligno, en cambio, el grupo con mejor pronóstico sólo representa el 8,5% de los casos. Sin embargo, las firmas moleculares que mostraban el pequeño porcentaje de pacientes con mejor pronóstico indicaban que podían tener una mejor respuesta a la inmunoterapia.

«Esta nueva clasificación nos puede ayudar a predecir la respuesta que tendrá el paciente a la terapia, ya la vez nos permite afinar el pronóstico de cada individuo, para que médico, paciente y familia puedan actuar en consecuencia«, comenta el Dr. Ernest Nadal.

Paralelamente el Dr. Xavier Solé añade que «las características moleculares definitivas para cada uno de los grupos en este estudio pueden ser muy útiles para investigar potenciales terapias personalizadas, y remarca el papel clave de la bioinformática en la medicina de precisión del presente y del futuro«.

El Ania Alay, por su parte, destaca que la base de este estudio ha sido la colección de datos de más de 500 tumores públicamente disponibles, y que «este estudio es un ejemplo de la importancia de poner a disposición de todos los investigadores los datos moleculares que se generan en los laboratorios, y que analizadas detenidamente nos pueden seguir aportando mucho conocimiento de las diferentes enfermedades «.

 

La vigilancia del sistema inmunitario contra el cáncer

El sistema inmunitario, que reconoce los microorganismos extraños como «no-mismos» y proporciona una respuesta para destruir estos agentes causantes de enfermedades, juega un papel similar en la protección del cuerpo contra las malignidades. El ADN dañado a las células cancerosas acaba induciendo la producción de proteínas anormales conocidas como antígenos tumorales. Estas proteínas tumorales anormales marcan las células cancerosas como «no-mismas», y por tanto, las marca como dianas por el sistema inmunitario. Aun así, los tumores desarrollan estrategias para evitar este ataque. Es por ello que la infiltración de células inmunitarias en los tumores y su composición son tan determinantes en la evolución de los tumores.

 

 

El Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) es un centro de investigación en biomedicina creado en 2004. Está participado por el Hospital Universitario de Bellvitge y el Hospital de Viladecans del Instituto Catalán de la Salud, el Instituto Catalán de Oncología, la Universidad de Barcelona y el Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat.

El IDIBELL es miembro del Campus de Excelencia Internacional de la Universidad de Barcelona HUBc y forma parte de la institución CERCA de la Generalitat de Catalunya. En 2009 se convirtió en uno de los cinco primeros centros de investigación españoles acreditados como instituto de investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III. Además, forma parte del programa «HR Excellence in Research» de la Unión Europea y es miembro de EATRIS y REGIC. Desde el año 2018, IDIBELL es un Centro Acreditado de la Fundación Científica AECC (FCAECC).

Ir arriba