La resistencia a los antibióticos representa uno de los principales problemas en el tratamiento de enfermedades infecciosas

cartell_0

Trabajar para inculcar un uso más efectivo y racional de los antibióticos e investigar para evitar las resistencias farmacológicas que se derivan. Este es el objetivo de la 7ª Jornada de Investigación del Instituto Catalán de la Salud del próximo 16 de junio. Cerca de 200 investigadores de los ochos institutos de investigación vinculados a la organización participarán en un encuentro que se centrará en dos grandes ejes. Por un lado los avances en metodologías de diagnóstico de resistencia y sensibilidad a antibióticos más rápidas que las actuales para poder elegir el antibiótico más adecuado en cada caso, así como revisar los principales problemas de resistencia antimicrobiana. Y, por otro lado, la optimización de uso de antimicrobianos desde la atención primaria y, también, la puesta en marcha en los hospitales de programas transversales para hacer un buen uso de los antibióticos.
En esta línea, los asistentes podrán conocer cuál es la actual estrategia a nivel europeo en resistencia antimicrobiana en una ponencia a cargo de Alfonso Bertran, subdirector de Programas Internacionales del Instituto Carlos III.
Durante la Jornada también se dará a conocer el nombre de los investigadores que recibirán los Premios a la Trayectoria Investigadora en el ICS 2015. Este galardón, dotado con 10.000 euros, fomenta la investigación biomédica en la institución de alta calidad.
El uso generalizado de antibióticos para tratar todo tipo de infecciones desde los años 40, ha conducido progresivamente al desarrollo de mecanismos de resistencia, que nos han dejado casi sin armas terapéuticas para combatir un número creciente de microorganismos.
El jefe del grupo de investigación en Infecciones respiratorias y en el huésped immunocompromés del IDIBELL y jefe del servicio de enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Bellvitge, Jordi Carratalá, afirma que «la resistencia de los microorganismos a los antibióticos se ha convertido en un gran problema de salud pública y en uno de los mayores retos sanitarios del siglo XXI «.
Según un artículo publicado en el mes de junio en la revista JAMA, en el año 2050 más de 800.000 personas morirán en los países desarrollados por causas relacionadas con la resistencia a antibióticos.
Según explica Carratalá este problema «compromete la práctica de la medicina desde las intervenciones quirúrgicas más sencillas como una apendicitis hasta las más complejas, como por ejemplo, un trasplante de progenitores hematopoyéticos o de órgano sólido».
«Debido a la falta de nuevos antibióticos, en particular activos frente a microorganismos gram-negativos, una de las medidas fundamentales para afrontar la problemática de la resistencia antimicrobiana se optimizar el uso de los que ya tenemos» explica el investigador.

Ir arriba