Michael Karin: »Inflamación y metabolismo tienen una relación muy estrecha con el cáncer»

1920x1080-light-steel-blue-solid-color-background_1


La obesidad, vinculada con hipernutrición, se relaciona con la formación de lípidos que pueden conducir a una hepatoptosis. La regulación a la baja de IKKalfa y la sobrerregulación de p62 también se observa en el cáncer de páncreas humano.
La colitis y el cáncer colorrectal
Hay cuatro etapas en el cáncer colorrectal: el cáncer de colon espontáneo, el ACF, adenoma y, a continuación, carcinoma (CRC). La elevada expresión de genes de firma IL17-T(h)17 se correlaciona con un mal pronóstico y disminución de la supervivencia en CRC en humanos. IL-23 se regula por incremento en el cáncer colorrectal espontáneo. «Vemos una situación similar en humanos y en ratones modelo. El papel de la señalización de IL-23 promueve el cáncer colorrectal», dijo Karin. La señalización de IL-23R promueve el cáncer colorrectal y se requiere para la formación de tumores CRC. La señalización IL-23/IL-23R en células hematopoyéticas controla el crecimiento espontáneo de tumor colorrectal, relacionado con el tamaño del tumor. Esta señalización controla las expresiones de inflamación de citoquinas y las células productoras IL-7, que se requieren para el desarrollo y la progresión de CRC. La señalización MyD88/TLR en las células hematopoyéticas es importante para el crecimiento tumoral.
Los antibióticos reducen la carga tumoral en ratones CPC-APC, tras un estudio desarrollado durante 4 meses. «Vimos en el modelo de ratones a los que el desarrollo de los tumores colorrectales se asociaba con un aumento localizado en la permeabilidad a los microbios y sus productos» dijo Michael Karin y continuó «también hemos demostrado que los adenomas colorrectales exhibían una pérdida específica de las proteínas de barrera. Los adenomas humanos tempranos muestran una pérdida de la expresión de mucina. Podemos determinar la base de la variación en poblaciones humanas, los factores genéticos determinan una mayor respuesta de Th17 en estos pacientes», concluyó el investigador.
Manel Esteller: Farmacovigilancia-epigenética y cáncer
Tras la conferencia de apertura, tuvo lugar la conferencia de Manel Esteller, sobre las importantes marcas en la epigenética. Las diferencias epigenéticas van surgiendo durante la vida. «Hemos descubierto gemelos discordantes para el cáncer de mama. La epigenética puede ser un predictor de la enfermedad», dijo el investigador del IDIBELL. «Cada vez más vemos más objetivos epigenéticos», dijo Esteller.
«Ahora, nosotros analizamos la misma cuestión con las -ómicas». La hipermetilación MGMT predice una buena respuesta clínica de la Dacarbazina en pacientes con cáncer colorrectal. Otro ejemplo es el proporcionado por BRCA1. El cáncer de mama es uno de los cánceres más comunes y explorando los defectos de los genes BRCA1 y BRCA2 podemos ver que la inactivación epigenética de BRCA1 predice la sensibilidad a la quimioterapia basada en platino. «Hay una pequeña parte del tumor que produce metástasis, pero ¿Cómo lo detectamos? Mediante el cáncer primario de origen desconocido», dijo Esteller.
Hay algunos medicamentos, como EZH2, que son supresores de genes, dan nuevas oportunidades para el tratamiento del cáncer y la terapia. «Por ejemplo, la enoxacina es un medicamento para aumentar la producción de miRNA», dijo el investigador del IDIBEL. ¿El futuro? Tenemos una situación compleja», concluye Esteller que mostró brevemente los resultados sobre la investigación del epigenoma del centenario y el bebé.
Nick La Thangue: «HR23B es un biomarcador predictivo inhibidor de HDAC»
Nick La Thangue, del Departamento de Oncología de la Universidad de Oxford, habló sobre los inhibidores de HDAC y el cáncer en la conferencia «The HDAC inhibitiors from bench to clinic, and back again». Los inhibidores de HDAC pueden influir en la actividad de la proteasa. El HR23B regula la actividad del proteasoma y sensibiliza las células, influyendo en el recambio proteico, con altos niveles para ahogar la actividad del proteasoma. Los inhibidores de HDAC causan apoptosis, en parte a través de la proteasoma. Se encuentra una expresión de biomarcadores en los tumores tratados con inhibidores de la HDAC. El DHAC6 está involucrado en el control de calidad de las proteínas y regula la HR23B, un biomarcador predictivo de respuesta de inhibición de HDAC, y la sensibilidad a la apoptosis.
Christopher Vakoc: «BRD4 mantiene transcripción MYC en la leucemia»
El 70% de los pacientes de leucemia mieloide aguda (LMA) logran la remisión inicial de la enfermedad con el tratamiento. LMA es causada por una regulación aberrante de la cromatina. «Nuestra hipótesis es que la orientación de los reguladores de cromatina sería una estrategia eficaz de tratamiento para la leucemia. Hay pocos requisitos únicos en las líneas de cáncer que no sean leucemia», dijo el investigador. El BRD4 es un «lector» de las histonas acetiladas y mantiene la transcripción Myc en la leucemia. Su inhibición farmacológica extingue la expresión de Myc. «¿Qué explica la hipersensibilidad de la expresión de Myc en JQ1 en la leucemia?», preguntó el investigador. El papel de BRD4 en el mantenimiento de expresión Myc es único en el cáncer hematológico y mantiene todos los promotores activos en el genoma de la leucemia.

Ir arriba