La huella inmunológica condiciona la respuesta al SARS-CoV-2

NdP empremta_immunologica_imatge

Un estudio del IDIBELL, el Hospital de Bellvitge y la Icahn School of Medicine del Mount Sinai, en Nueva York, publicado en la revista Nature Communications, ha demostrado por primera vez que el fenómeno de la huella inmunológica existe en el caso de la COVID-19, es decir, la inmunidad preexistente contra otros coronavirus influye en una posible inmunidad contra el SARS-CoV-2. Se trata de un hecho de especial interés dada la aparición de nuevas variantes del SARS-CoV-2, además de la potencial interacción con la vacunación de la inmunidad preexistente.

Muchas infecciones dejan una huella inmunitaria en las personas que las padecen. En el caso de algunos virus esta memoria inmunológica tiene influencia y puede cambiar la respuesta inmunológica cuando se produce una infección posterior con un nuevo virus pero de características similares al primero. Este proceso es conocido como imprinting inmunológico y en algunas ocasiones la influencia puede ser protectora, pero en otros puede resultar perjudicial. El fenómeno está muy bien descrito en los virus de la gripe y tiene importancia también en las respuestas inmunitarias a las vacunas.

El estudio colaborativo ha permitido constatar que los pacientes más graves tardan más tiempo en producir anticuerpos neutralizantes contra el SARS-CoV-2. Más importante incluso fue observar que infecciones previas de algunos coronavirus (los betacoronavirus OC43 y HKU1, pero no el alphacoronavirus como 229E) dejan una memoria inmunológica que condiciona la respuesta de anticuerpos contra la COVID-19. Esta influencia parece ser negativa, ya que pacientes con más inmunidad previa contra los betacoronavirus OC43 y HKU1 tardaban más tiempo en desarrollar anticuerpos neutralizantes contra el SARS-CoV-2. Sin embargo, todavía no es posible valorar con exactitud cuál es su importancia clínica. Como segunda fase del trabajo se han reclutado más pacientes con la intención de corroborar los primeros resultados e intentar constatar si hay una correlación clínica.

El estudio es fruto de la colaboración del grupo de investigación en infecciones respiratorias y en el huésped inmunocomprometido del IDIBELL y del Hospital de Bellvitge con un equipo de profesionales de la Icahn School of Medicine at Mount Sinai, en Nueva York. Se incluyeron a 37 pacientes ingresados ​​por COVID-19 durante la primera ola de la pandemia en el Hospital Universitario de Bellvitge. Se obtuvieron muestras sanguíneas de estos pacientes después de las primeras 24 horas de su ingreso; a los tres días; a los siete y finalmente a los 46 días. De esta manera se logró una caracterización dinámica de la respuesta inmunitaria humoral (basada en anticuerpos) de la COVID-19 y se pudo evaluar la influencia que la inmunidad previa de otros coronavirus (que producen el resfriado común) pudiera tener sobre la inmunidad contra la COVID-19.

 

 

El Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) es un centro de investigación en biomedicina creado en 2004. Está participado por el Hospital Universitario de Bellvitge y el Hospital de Viladecans del Instituto Catalán de la Salud, el Instituto Catalán de Oncología, la Universidad de Barcelona y el Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat.

El IDIBELL es miembro del Campus de Excelencia Internacional de la Universidad de Barcelona HUBc y forma parte de la institución CERCA de la Generalitat de Catalunya. En 2009 se convirtió en uno de los cinco primeros centros de investigación españoles acreditados como instituto de investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III. Además, forma parte del programa «HR Excellence in Research» de la Unión Europea y es miembro de EATRIS y REGIC. Desde el año 2018, IDIBELL es un Centro Acreditado de la Fundación Científica AECC (FCAECC).

Ir arriba