Álvaro Aytés recibe una de las 60 ayudas de la Fundación BBVA a investigadores y creadores

1920x1080-light-steel-blue-solid-color-background_1

Entre las ideas con mayor capacidad para renovar e impulsar la sociedad están las procedentes de un colectivo de investigadores, creadores, artistas, profesionales que se encuentran en un periodo intermedio de su carrera, una fase entre la joven promesa y el senior consagrado, en la que se han obtenido ya los primeros resultados significativos, pero una gran parte de la producción está aún por llegar.
Un exponente de este colectivo es Álvaro Aytés Meneses (Barcelona, 1977), investigador principal en el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y en el Instituto Catalán de Oncología (ICO). Y en reconocimiento a su valía, la Fundación BBVA le ha otorgado una de las Ayudas a Investigadores y Creadores Culturales que la institución ha convocado por tercer año consecutivo con el fin de contribuir a reconocer y consolidar a los miembros más fructíferos de este colectivo altamente cualificado, que pese a su valor y potencial a menudo no han alcanzado la estabilidad laboral. Aytés inició su actual línea de trabajo sobre cáncer de próstata en la Universidad de Columbia, en 2009. Su proyecto, Mecanismos epigenéticos de resistencia a la castración en cáncer de próstata: oportunidades terapéuticas en combinación con antagonistas del receptor de andrógenos, estudiará los mecanismos moleculares responsables del cáncer de próstata resistente a terapia, y explorará estrategias para combatirlo. La resistencia terapéutica es la principal causa de mortalidad en cáncer y de gasto farmacéutico en atención oncológica, por lo que su investigación es clave para aumentar la supervivencia y optimizar la gestión de recursos de los sistemas públicos de salud. En particular, en cáncer de próstata, la supervivencia a los 5 años baja desde el 100% en tumores en fase temprana, al 25% en pacientes con enfermedad metastásica resistente a la castración.
De un total de 1.800 solicitudes presentadas en esta última convocatoria, los proyectos ganadores -que han sido seleccionados mediante un proceso abierto y competitivo- abordan cuestiones de interés general como la investigación del cáncer, la enfermedad cardiovascular, la protección del medio ambiente desde distintas perspectivas o la recuperación del patrimonio musical. La edad media de los seleccionados es de 40 años, y la mayoría tiene una amplia experiencia internacional y una situación laboral no consolidada. Las 60 ayudas individuales están dotadas en unos 40.000 euros cada una.

Ir arriba