El epigenoma del perro da pistas sobre el cáncer en humanos

epigenoma_gos_0

El vínculo entre humanos y perros es fuerte y antiguo. Desde ser el protector de los primeros rebaños en un fiel animal de compañía, perros y personas compartimos muchos aspectos de la vida. La relación entre ambas especies ha sido estudiada por psicólogos, antropólogos, etólogos y también por genéticos y biólogos moleculares. En este sentido, los perros son un gran modelo para entender las causas de las enfermedades humanas, especialmente el cáncer.
A diferencia de otros mamíferos utilizados en investigación, los perros desarrollan cáncer espontáneamente como los humanos y es la causa más frecuente de muerte en esta especie. El genoma del perro se ha obtenido en los últimos años, pero desconocemos aún cómo se controla y regula, lo que denominamos el epigenoma.
Esta semana el equipo dirigido por Manel Esteller, director del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer (PEBC) del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), profesor de Genética de la Universidad de Barcelona e Investigador ICREA, ha caracterizado el epigenoma del perro y trasladado los resultados al cáncer humano para entender los cambios de aspecto que sufren los tumores. El hallazgo se publica esta semana en la revista Cancer Research.
«Hemos caracterizado el epigenoma a nivel de cada nucleótido del ADN de células procedentes de la especie cocker spaniel. En estas células caninas hemos inducido un cambio morfológico similar a lo que sucede en la progresión del cáncer y hemos visto que aparecen alteraciones importantes en la modulación de los genes, las llamadas lesiones epigenéticas” comenta Manel Esteller.
«Lo más interesante es que cuando hemos mirado los mismos genes del perro en cáncer de mama humano, las aberraciones epigenéticas suceden en las mismas regiones del ADN. Los datos indican la existencia de mecanismos epigenéticos comunes en ambas especies que han sido conservados evolutivamente para cambiar la forma y consistencia de nuestras células y tejidos” concluye el investigador.
Los resultados del estudio sugieren que actuar farmacológicamente sobre estas alteraciones epigenéticas podría ser útil para frenar la progresión de la enfermedad.

A Comprehensive DNA Methylation Profile of Epithelial-to-Mesenchymal Transition.Carmona FJ, Davalos V, Vidal I, Gomez A, Heyn H, Hashimoto Y, Vizoso M, Martinez-Cardus A, Sayols S, Ferreira H, Sanchez-Mut J, Moran S, Margeli M, Castilla Y, Berdasco M, Stefansson OA, Eyfjord JE, Gonzalez-Suarez Y, Dopazo J, Orozco M, Gut Y, Esteller M. Cancer Research, 2014

Ir arriba