Investigadores del IDIBELL identifican nuevos indicadores del riesgo de sufrir un cáncer gástrico

Investigadores del grupo de investigación
de Nutrición, Ambiente y Cáncer del IDIBELL han identificado nuevos factores que alertan de un elevado riesgo de desarrollar un cáncer gástrico. Las personas que tienen una infección por una variante concreta de Helicobacter pylori y las que presentan una determinada lesión gástrica preneoplásica (pre-cancerígena) tienen un riesgo mucho más elevado de desarrollar la enfermedad que el resto. Los resultados se han publicado en dos artículos en el International Journal of Cancer y en el American Journal of Gastroenterology.

Estos resultados son fruto de un estudio prospectivo en una población de alto riesgo en España y deben permitir desarrollar una escala de riesgo, y un seguimiento más estricto de las personas con una mayor probabilidad de desarrollar el cáncer para diagnosticarlo y tratarlo en estadios precoces.

Un cáncer de mal pronóstico
Los tumores gástricos son la segunda causa de muerte por cáncer en el mundo, con más de un millón de muertes cada año. En España, es el quinto cáncer más frecuente -8.200 casos nuevos
cada año- y el cuarto que provoca más muertes.
El cáncer gástrico es un tumor de mal pronóstico. No presenta síntomas en fases iniciales, se suele diagnosticar en estadios adelantados y no dispone de un tratamiento suficientemente eficaz. Actualmente, la supervivencia a los 5 años no supera el 23%. Un diagnóstico precoz, cuando la lesión todavía no es maligna, por ejemplo, mejoraría muy el pronóstico y la supervivencia de los afectados.
El proceso de aparición de un cáncer gástrico es lento, puede durar más de veinte años. Suele iniciarse con una infección por la bacteria
Helicobacter pylori que produce una lesión -una gastritis superficial- que con el tiempo, puede evolucionar y acontecer un cáncer.
La infección por H. pylori es muy frecuente en la población; pero la inmensa mayoría de infectados (más del 80%) la eliminan sin problemas. Entre el 10 y el 15% la bacteria produce una úlcera y sólo en el 1 ó 2% de los casos acontecerá un cáncer gástrico. “Uno de los retos de la búsqueda es encontrar marcadores que nos indiquen quienes forman parte de este 1 o 2%”, explica Carlos Alberto González Svatetz, jefe de la Unidad de Nutrición, Ambiente y Cáncer del ICO e investigador del IDIBELL, responsable de los estudios.
Crear una escala de riesgo
Pese a la relevancia que tiene el cáncer gástrico a nivel mundial, actualmente no existen guías clínicas sobre cómo actuar cuando llega un paciente con molestias gástricas y presenta una infección por Helicobacter pylori y una lesión precursora de cáncer gástrico. “Estudios como estos permiten hacer una escala de riesgo y saber qué personas tienen más probabilidades de desarrollar un cáncer y, por lo tanto, deben someterse a un control más exhaustivo”, concluye González Svatetz.
Indicadores para predecir la aparición del tumor
En el primer estudio, publicado en International Journal of Cancer, se realizo un seguimiento de más de 600 personas del Hospital de Soria que habían acudido al centro con problemas digestivos y a los cuales se les detectó la presencia del H.pylori y una lesión gástrica muy inicial. Tras hacer una encuesta sobre hábitos de salud, sehizo un seguimiento durante más de 12 años. Los investigadores han visto que los pacientes que presentaban una lesión inicial denominada ‘metaplasia intestinal de tipo incompleto’, tienen mucho más riesgo de desarrollar la enfermedad, hasta 12 veces más, que los que tenían otro tipos de lesión.
El segundo estudio, publicado en American Journal of Gastroenterology, ha analizado diferentes variantes de H.pylori, para determinar si algunas cepas son más virulentas que otras. Los resultados indican que aquellos infectados con H. pylori cagA positivo y que tiene la variante s1/m1 del gen vac1 tienen cinco veces más riesgo de desarrollar un cáncer gástrico que los que tienen una infección por H.Pylori cagA negativo y que tiene la variante s2/m2 del gen vac1.
Referencia de los artículos

C. A. González*, C. Figuereido, C. Bonet*, R. M. Ferreira, M. L. Pardo, J.M. Ruiz Liso, G. Capella* and J.M. Sanz-Anquela. Helicobacter pylori cagA and vacA genotypes as predictors of progression of gastric preneoplastic lessions: a long term follow-up in a high-risk area in Spain. The American Journal of Gastroenterology. doi:10.1038/ajg.2011.1
C.A. González*, M. L. Pardo, J.M. Ruiz Liso, P. Alonso, C. Bonet*, R. M. Garcia*, N. Sala*, G. Capella* and J. M. Sanz-Anquela. Gastric cancer occurrence in preneoplastic lesions: a long term follow-up in a high-risk area in Spain. The International Journal of Cancer. 2010 Dec 1;127(11):2654-60.
*Investigadores del IDIBELL

Ir arriba