La regulación de la oxidación celular puede ser clave para controlar el cáncer de hígado

Los resultados del estudio indican que la proteína NOX1, que forma parte de la familia de NADPH oxidasas, controla el crecimiento de las células tumorales del hígado, a través de la regulación de la vía que activa el receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGF). Este receptor está implicado en numerosos procesos alterados en las células cancerosas como el crecimiento, la apoptosis (muerte celular programada), la diferenciación y la migración celular.

Los investigadores han demostrado que la inhibición de NOX1, mediante el uso de ARN de interferencia o de antioxidantes, disminuye el crecimiento de las células tumorales.

La primera firmante del estudio, Patricia Sancho, destaca que “la NAPH oxidasa NOX1 puede ser una nueva diana terapéutica para tratar el carcinoma hepatocelular”.

Esta enfermedad es el tipo más frecuente de cáncer originado en el hígado. La aparición del carcinoma hepatocelular está relacionada con varias alteraciones moleculares, aunque la más evidente es la alteración de los mecanismos que regulan el equilibrio entre proliferación y muerte celular.

Referencia del artículo

Patricia Sancho and Isabel Fabregat. NADPH Oxidase NOX1 Controls Autocrine Growth of Liver Tumor Cells through Up-regulation of the Epidermal Growth Factor Receptor Pathway. Journal of Biological Chemistry. 2010 Aug 6;285(32):24815-24. Epub 2010 Jun 4.

Ir arriba