Descubren un marcador que predice una buena respuesta a un nuevo fármaco contra el cáncer de mama

Un ejemplo reciente en este campo es el hallazgo de que pacientes con cáncer de mama y de ovario familiar portadoras de mutaciones en el gen BRCA1 son más sensibles a los fármacos denominados inhibidores de una proteína llamada PARP (poli-adenosina difosfato ribosa polimerasa). El problema radica en que sólo cuatro de cada cien pacientes de cáncer de mama se beneficiarían de este tratamiento porque la mutación de BRCA1 ocurre infrecuentemente.

La revista oficial de la Sociedad Americana de Oncología Médica (ASCO), el Journal of Clinical Oncology, ha publicado un estudio coordinado por Manel Esteller, director del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), que extiende el número de pacientes susceptibles de recibir este tratamiento.

El grupo del Dr. Esteller ha demostrado que la inactivación epigenética del gen BRCA1 también confiere sensibilidad a los inhibidores de PARP en células de cáncer de mama. Como un 25% de pacientes con cáncer de mama presentan pérdidas del gen BRCA1 mediante este mecanismo, se abre la posibilidad de que una de cada cuatro mujeres con tumores de mama se puedan beneficiar de este nuevo tratamiento personalizado.

Los autores del estudio sugieren que se incluyan análisis para detectar la inactivación epigenética del gen BRCA1 en los ensayos clínicos que se llevan a cabo para probar la eficacia de los PARP en pacientes con cáncer de mama o de ovario.

Referencia del artículo:
Veeck J, Ropero S, Setien F, Gonzalez-Suarez E, Osorio A, Benitez J, Herman JG, Esteller M. BRCA1 CpG Island Hypermethylation Predicts Sensitivity to Poly(Adenosine Diphosphate)-Ribose Polymerase Inhibitors. Journal of Clinical Oncology, August 2, 2010.

Ir arriba