Un estudio multicéntrico identifica un nuevo biomarcador para las demencias vasculares

3D render of a male medical figure with front of the brain highlighted

La lipocalina 2 emerge con fuerza como posible biomarcador para la demencia vascular. El incremento de esta proteína en el líquido cefalorraquídeo ha sido validado en cuatro grupos de pacientes de cuatro países europeos, convirtiéndola en una candidata firme para el diagnóstico de las demencias vasculares. El estudio también indica que la lipocalina 2 es capaz de distinguir entre demencia vascular y la enfermedad de Alzheimer con una alta precisión, algo muy difícil hasta el momento.

La demencia vascular está causada por afectaciones en la llegada de flujo sanguíneo al cerebro, lo que acaba generando daño neuronal. Hasta ahora su diagnóstico ha resultado bastante complicado ya que sólo se disponía de métodos de neuroimagen, como un escáner, y de la aparición de síntomas. La falta de métodos más precisos y específicos hace que a menudo se confunda con otras enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer. En un trabajo, a caballo entre el Centro Médico Universitario de Göttingen (UMG) y el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), han descrito un nuevo biomarcador para esta enfermedad, la proteína lipocalina 2, presente en el líquido cefalorraquídeo que baña el cerebro.

Muestras de pacientes, procedentes de cuatro grupos independientes, han demostrado inequívocamente que, el líquido cefalorraquídeo de personas afectadas por demencia vascular presenta niveles más elevados de lipocalina 2. En este estudio multicéntrico han participado pacientes de cuatro centros europeos: la Hospital Universitario Sahlgrenska (Suecia), la Universidad de Coimbra (Portugal), la Universidad Paris Diderot (Francia) y el Centro Médico Universitario de Göttingen (Alemania); y ha sido liderado por el Dr. Franc Llorens, investigador del IDIBELL y del Centro Investigación Biomédica en Red Enfermedades Neurodegenerativas (CIBERNED), e el Dr. Inga Zerr (UMG). La reproducibilidad del resultado en las muestras de los cuatro centros convierte la lipocalina 2 en una firme candidata para el diagnóstico de las demencias vasculares.

A diferencia de los métodos de diagnóstico disponibles hasta el momento, la lipocalina 2 sería capaz de distinguir entre demencia vascular y Alzheimer, ya que el segundo no presenta un incremento de esta proteína. De hecho, el estudio muestra, que sólo pacientes con demencia vascular, pero no aquellos que presentan daño vascular cerebral sin demencia, exhiben un aumento en los niveles de lipocalina 2. La alta especificidad de diagnóstico de esta proteína remarca aún más su potencial como biomarcador.

Con el fin de determinar qué papel está jugando la lipocalina 2 en el cerebro de enfermos de demencia vascular, se estudiaron muestras de tejido cerebral provenientes del biobanco HUB-ICO-IDIBELL (Hospital Universitario de Bellvitge, Instituto Catalán de Oncología y IDIBELL). Estos estudios, realizados con la colaboración del Dr. Isidre Ferrer, jefe de grupo de Neuropatología de IDIBELL y CIBERNED, mostraron que la lipocalina 2 se expresa en las células gliales que acompañan las neuronas, y su expresión es diferente en casos de demencia vascular o en casos de Alzheimer.

Este estudio ha sido financiado principalmente por ADDF, Alzheimer ‘s Drug Discovery Foundation. Junto con financiación del Instituto Carlos III, German Federal Ministry of Health, Wallenberg Academy Fellow y Swedish Research Council.

Ir arriba